Papa Francisco retira de Nicaragua a obispo amenazado por el régimen de Ortega

Papa Francisco retira de Nicaragua a obispo amenazado por el régimen de Ortega

El Papa Francisco ordenó al obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, retirarse de Nicaragua para dirigirse al Vaticano, tras varias amenazas que el arzobispo ha recibido por apoyar la rebelión popular contra el presidente Daniel Ortega.

De acuerdo al cardenal Leopoldo Brenes, el pontífice le pidió a Báez que fuera a Roma por “un tiempo”, noticia que recibió con dolor.

“Yo no he pedido salir de Nicaragua, quiero dejar claro que mi corazón ha estado siempre aquí en mi tierra, en medio de mi pueblo”, expresó Baez, señalando que aceptaba con “obediencia amorosa” la resolución de Francisco y que se va “con la conciencia tranquila de haber cumplido la misión” encomendada.

El obispo auxiliar había denunciado que su vida ha estado frecuentemente amenazada, que en los últimos meses hubo “continuamente drones encima” de su apartamento y que han sido “incontables” las llamadas por teléfono para intimidarlo. “He cambiado mi número cuatro veces en menos de un año”, agregó.

Para la oposición nicaragüense la decisión del sumo pontífice  es un “exilio forzado” que representa “un duro golpe a la lucha por la democracia en Nicaragua”, según expresó el escritor Sergio Ramírez.

“Su salida es un golpe mortal contra el pueblo perseguido y representa un gran desafío para los obispos de Nicaragua: mantengan viva la voz que hace temblar a los tiranos», recalcó Carlos Chamorro, el periodista más prestigioso del país, ahora también exiliado.

La administración de Ortega había acusado a Báez de ser un golpista, de incitar a la violencia y de ayudar a manifestantes heridos.

Editorial
ADMINISTRATOR
PROFILE

Más noticias