La inestabilidad oculta del hielo antártico elevará más deprisa el mar

La inestabilidad oculta del hielo antártico elevará más deprisa el mar

La inestabilidad oculta en el hielo antártico probablemente acelere su flujo hacia el océano y aumente el nivel del mar a un ritmo más rápido de lo que se esperaba, avisa un nuevo estudio.

En los últimos seis años, cinco glaciares antárticos observados de cerca han duplicado su tasa de pérdida de hielo, según la NSF (National Science Foundation) de Estados Unidos. Al menos uno, el glaciar Thwaites, puede estar en peligro de sucumbir a esta inestabilidad, un proceso volátil que empuja el hielo hacia el océano rápidamente.

La cantidad de hielo que se desprenderá del glaciar en los próximos 50 a 800 años no se puede proyectar exactamente debido a las impredecibles fluctuaciones del clima y la necesidad de más datos. Pero los investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia, el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA y la Universidad de Washington, todos ellos en Estados Unidos, han factorizado la inestabilidad en 500 simulaciones de flujo de hielo para Thwaites con cálculos ajustados.

Los escenarios divergieron fuertemente entre sí, pero en conjunto señalaron el posible desencadenamiento de la inestabilidad que, incluso si el calentamiento global se detuviera más tarde, seguiría empujando el hielo hacia el mar a un ritmo enormemente acelerado durante los próximos siglos.

Y esto es si el hielo derretido debido al calentamiento de los océanos no empeora más de lo que es hoy. El estudio se realizó con las tasas actuales de derretimiento del hielo porque los investigadores estaban interesados en el factor de inestabilidad en sí mismo.

«Si se desencadena esta inestabilidad, no es necesario que el aumento de las temperaturas continúe forzando la capa de hielo. Seguirá por sí solo, y esa es la preocupación –alerta Alex Robel, director del estudio y profesor asistente en la Escuela de Ciencias de la Tierra y la Atmósfera de Georgia Tech–. Las variaciones climáticas seguirán siendo importantes después de ese punto de inflexión porque determinarán lo rápido que se moverá el hielo».

«Después de alcanzar el punto de inflexión, el glaciar Thwaites podría perder todo su hielo en un período de 150 años. Eso provocaría un aumento del nivel del mar de aproximadamente medio metro», avanza Helene Seroussi, científica de la NASA JPL, quien colaboró en el estudio. A modo de comparación, el nivel actual del mar está 20 centímetros por encima de los niveles de calentamiento pre-global y se le atribuye el aumento de las inundaciones costeras.

El estudio, financiado por la Fundación Nacional de Ciencia y la NASA y publicado en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’, también muestra que la inestabilidad hace que el pronóstico sea más incierto, lo que lleva a una amplia variedad de escenarios. Esto es particularmente relevante para el desafío de la ingeniería contra los peligros de las inundaciones.

En las simulaciones, la pérdida de hielo colosal del glaciar Thwaites se inició después de 600 años, pero podría llegar antes. «Podría suceder en los próximos 200 a 600 años. Depende de la topografía rocosa debajo del hielo, y aún no lo sabemos con gran detalle», explica Seroussi.

Hasta ahora, la Antártida y Groenlandia han perdido una pequeña fracción de su hielo, pero ya las infraestructuras costeras enfrentan desafíos debido al aumento de las inundaciones de mareas y las tormentas. Durante 2.000 años, hasta fines del siglo XIX, el nivel del mar se mantuvo estable, pero desde ese momento comenzó a aumentar progresivamente, según la Institución Smithsonian, con una tasa anual de aumento del nivel del mar que casi se ha duplicado desde 1990.

Fuente: Europa Press

Editorial
ADMINISTRATOR
PROFILE

Más noticias