Estados Unidos vuelve a autorizar trampas M-44 contra animales salvajes

Estados Unidos vuelve a autorizar trampas M-44 contra animales salvajes

El Gobierno del presidente, Donald Trump, volvió a autorizar el uso de las trampas M-44, más conocidas como “bombas de cianuro”, para matar animales salvajes pese a la abrumadora oposición de los grupos de conservación.

Las trampas venenosas se asemejan a los rociadores de césped, son ubicadas en el suelo y usan un eyector con resorte para liberar cianuro de sodio cuando un animal es atraído por un cebo que jala un soporte del compartimiento de la cápsula.

El uso de estos dispositivos había sido prohibido el año pasado luego de que en el estado de Idaho un niño y su mascota resultaran afectados por estas herramientas, que son usadas generalmente para matar zorros silvestres, coyotes y perros salvajes.

La decisión de restablecer el uso de las M-44 indigno a los grupos ambientalistas y a la misma familia del infante que se vio afectado, la cual presento una demanda contra el gobierno federal.

La directora de conservación de carnívoros del Centro para la Diversidad Biológica, Collette Adkins, manifestó que las bombas son “increíblemente peligrosas para las personas, sus mascotas y la vida silvestre en peligro de extinción”. “Son demasiado peligrosas para ser utilizadas”, subrayo.

Adkins aseguró que quien buscaba esta autorización era la industria ganadera y la agrícola, que enviaron a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) cerca de 10 comentarios a favor.

Las cifras manejadas por Washington indican que las M-44 mataron a 6.579 animales en el 2018, incluidos más de 200 animales “no objetivo”, entre ellos mapaches, zorrillos y un oso.

Editorial
ADMINISTRATOR
PROFILE

Más noticias