Keiko Fujimori regresa a prisión tras superar problemas de salud

Keiko Fujimori regresa a prisión tras superar problemas de salud

La líder opositora peruana, Keiko Fujimori, regresó a prisión tras superar los problemas coronarios por los que fue internada durante seis días en una clínica privada de Lima.

Fujimori, de 44 años, fue llevada de nuevo a la cárcel de mujeres de Chorrillos al sur de Lima en una ambulancia del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y escoltada por la Policía Nacional del Perú (PNP). Allí continuará recluida para cumplir los 18 meses de prisión preventiva que le fueron impuestos por una investigación que se lleva a cabo en su contra por presuntos nexos en el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

La máxima dirigente del partido Fuerza Popular fue internada el pasado sábado en la clínica Centenario, tras presentar un cuadro de hipertensión y dolor en el pecho y la cabeza, según informó su abogada, Giulliana Loza.

Loza informó el viernes que, luego de varios exámenes por problemas coronarios y de presión, a su defendida le recomendaron un tratamiento contra la hipertensión, terapia de rehabilitación para una hernia cervical y un seguimiento a una biopsia de muestras de esófago y estómago.

Tras ser dada de alta, la dos veces candidata a la presidencia, seguirá recluida hasta abril de 2020 que es cuando se cumple su pena de 18 meses, plazo en el que la Fiscalía deberá anunciar si presenta una acusación formal para abrir un juicio en su contra por la presunta comisión del delito de lavado de activos.

Fujimori es acusada de recibir dinero ilegal para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016, en el que se cuenta un millón de dólares por parte de Odebrecht.

El próximo 25 de septiembre el Tribunal Constitucional evaluará un recurso judicial de habeas corpus a favor de Keiko, interpuesto por su hermana Sachi alegando la anulación de la prisión preventiva por vulnerar los derechos de la lideresa.

Editorial
ADMINISTRATOR
PROFILE

Más noticias