Bolivia cumple 17 días de manifestaciones con enfrentamientos entre opositores y oficialismo

Bolivia cumple 17 días de manifestaciones con enfrentamientos entre opositores y oficialismo

En la tercera semana de protestas por la reelección del presidente, Evo Morales, se registró este miércoles un nuevo enfrentamiento entre el oficialismo boliviano y opositores en la ciudad de Cochabamba, según reportó un periodistas de la agencia AFP.

La jornada de violencia inició en las calles de Cochabamba, en el centro de Bolivia, donde opositores que rechazan los resultados de las elecciones del pasado 20 de octubre y los afines al Movimiento Al Socialismo, que defienden la victoria de Morales, se enfrentaron con palos, piedras y petardos. En las ciudades de Santa Cruz, Sucre, Tarija y Potosí también se produjeron protestas.

En el día 17 de manifestaciones, los opositores obligaron a cerrar las oficinas estatales y las empresas públicas como Entel, la petrolera YPFB y la aerolínea BOA. En tanto, sindicatos de campesinos y mujeres afiliadas a la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia Bartolina Sisa, marcharon para expresar su respaldo al Gobierno  y exigir restablecimiento de la circulación vehicular en las vías que fueron bloqueadas por los opositores en cumplimiento del paro cívico, minutos después chocaron con universitarios en la Plaza Bush.

La noche del miércoles se registraron escenas de mayor tensión y violencia en la ciudad de La Paz. En el hecho resultaron heridas al menos 8 personas y un número indeterminado de detenidos. El pasado jueves ocurrieron hechos similares por los que fueron detenidas 191 personas en todo el país y unos 60 policías resultaron heridos, según informó el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Inicialmente la postura de los cívicos de oposición era en rechazo al resultado de los comicios pasados en los que Morales fue declarado ganador en la primera vuelta y por los que denuncian un fraude. Ahora exigen la renuncia del Jefe de Estado y de todas las autoridades electorales, además de demandar nuevas elecciones.

Editorial
ADMINISTRATOR
PROFILE

Más noticias