Deshielo acelera el calentamiento en el Ártico

Deshielo acelera el calentamiento en el Ártico

El rápido aumento de las temperaturas en el Ártico es causado por la pérdida de la capa de nieve y hielo, y no de la acumulación de hollín.

En un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, científicos del Pacific Northwest National Laboratory, y las universidades de Washington y Wisconsin-Madison, describen los resultados del estudio de datos satelitales de la región durante un período de 32 años y lo que les mostró sobre las temperaturas de la superficie.

La nieve y el hielo reflejan la luz solar, y el calor que lo acompaña retorna al espacio más que desde las superficies oscuras; los científicos se refieren a esto como el efecto albedo. Investigaciones anteriores han demostrado que la razón por la cual el Ártico se está calentando a aproximadamente tres veces el ritmo del resto del mundo, se debe a los cambios en el efecto albedo en la región.

A medida que se recupera menos calor en el espacio, más se retiene a nivel del suelo, lo que reduce la capa de nieve y hielo. Y a medida que se pierde más cobertura reflectante, hay menos disponible para reflejar el calor de regreso al espacio, un ciclo que continuará, señalan los investigadores, hasta que una fuerza externa lo detenga o no haya más nieve y hielo.

Algunos estudios han sugerido que este ciclo fue causado por el hollín de la quema de carbón y otros materiales que llegaron al Ártico y cubrieron la nieve y el hielo, reduciendo el efecto albedo. En este nuevo esfuerzo, los investigadores probaron esta teoría mediante el estudio de datos satelitales, incluida la información sobre el efecto albedo, durante los años 1982 a 2014.

Los investigadores informan que encontraron una reducción absoluta de 1,25 a 1,51 por ciento por década en el albedo medio de la superficie del Ártico durante las temporadas de primavera y verano.

También encontraron que la reducción en la nieve y la capa de hielo para el hielo marino, la capa de nieve sobre el mar y la nieve que cubre el suelo contribuyeron igualmente a las reducciones en el albedo.

Concluyen sugiriendo que el calentamiento de la temperatura de la superficie combinado con una reducción en las nevadas han sido las principales razones del rápido aumento de las temperaturas en el Ártico.

Este hallazgo está en contraste directo con estudios previos que culpan al hollín por la disminución del albedo. Para respaldar su afirmación, los investigadores señalan que el hollín que cubre la nieve en el Ártico ha disminuido en las últimas tres décadas, pero el aumento de las temperaturas de la superficie no ha disminuido.

Editorial
ADMINISTRATOR
PROFILE

Más noticias