El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo hoy que la última resolución del Congreso de España sobre su Administración, que lo califica como “dictador” y pide al Gobierno del socialista Pedro Sánchez que lo condene, es “una gran ofensa al pueblo democrático” de Venezuela.

“El Congreso (español) debe dedicarse a los problemas internos de su país y no ponerse a debatir de Venezuela sin conocerla, además, es una gran ofensa al pueblo democrático de Venezuela llamar a Maduro dictador”, dijo el gobernante venezolano en un acto con simpatizantes en Caracas, transmitido por la televisión estatal VTV.